Ya estamos en casa con nuestro bebé ¿y ahora qué?

Eva Lobo, matrona de yummy mummy nos da unos consejos para ganar confianza en los primeros días de cuidado de nuestro bebé

Dada la situación sanitaria que estamos viviendo en los últimos meses, algunos de los Hospitales dan la posibilidad a los padres de irse a casa con un alta precoz por parte del pediatra y el ginecólogo.

Por norma general los partos vaginales estarían 48h y las cesáreas 72h, con esta medida los padres se podrían ir cumpliendo las 24h de vida del recién nacido (si todo está bien), y tendrían que volver al hospital a las 48h para realizar las pruebas metabólica o coloquialmente llamadas pruebas del talón.

Para los nuevos padres salir del hospital con el bebé suele ser un momento de emoción y felicidad. Pero también es un momento en el que sentimos miedo, ya que no nos ha dado tiempo a resolver nuestras dudas, a familiarizarnos con nuestro pequeño y nos sentimos inseguros solos en casa.

Por eso Eva Lobo, nuestra matrona nos facilita habla de los bloques más importantes que debemos tener en cuenta durante estos primeros días.

Eva, hemos llegado hace unas horas a casa con nuestro bebé. ¿Y ahora qué?

Lo importante es ser conscientes de que los primeros días nada va a funcionar cómo esperamos (ríe) no intentéis marcar horarios fijos, ni hagáis planes. Vuestra tarea más importante ahora es responder a las necesidades del bebé.

La hora del baño

Decidid cuándo vais a bañarle (no hora fija, pero sí mañana, tarde, noche..) los primeros días son tan pequeñitos que podéis hacerlo incluso en el lavabo  agarrándole con firmeza del cuello y hombros y con la otra manita le mojamos con agua. No hace falta usar jabón ni esponja los primeros días, mejor agua templadita y bañera cortas para que se acostumbre.

Al salir del agua es importante secarle bien, sobre todo la zona del pañal. El cordón umbilical debemos limpiarlo con una gasita y agua y es preferible que el cordón quede por fuera del pañal para que no se ensucie. El cordón umbilical no tiene terminaciones nerviosas por lo que al bebé no le duele. El cordón se seca y se cae entre el quinto y el veinteavo día desde el nacimiento. En caso de que observemos enrojecimiento, secreción o mal olor, se debería llevar al recién nacido al Pediatra.
En cuanto a la orina de los recién nacidos, los tres primeros días podemos observar una orina concentrada, de color anaranajada o rojiza, todo esta bien, no es sangre. Se llaman uratos son perfecta normales los tres primeros días, si se prolonga hay que consultarlo con el pediatra, porque puede tener algo de deshidratación. deshidratación.

Es habitual que los recién nacidos amanezcan con algún rasguño que ellos mismo se hacen con las uñas. No debemos cortarles las uñas, pero podemos limarlas un poco con lima de cristal para que no se hagan daño. Nunca aconsejamos las manoplas porque es importante que empiecen a sentir y palpar desde recién nacidos.

La hora de comer

Los recién nacidos tiene un estómago del tamaño de una canica, por lo que es habitual que coman poco pero muchas veces a lo largo del día. Por eso siempre recomendamos que la alimentación sea a demanda. De todas formas, hay bebes que pueden dormir durante todo el día, pero es importante que los primeros días no pasen más de 3-4h sin comer y más si le notas un poco adormilado. Después de cada toma les cambiemos el pañal y revisemos si micciona. Esto nos alertará de si esta nutriendo. No nos tenemos que obsesionar con el peso de nuestro bebé, simplemente debemos mirar si come bien, hace deposiciones y micciones y crece adecuadamente, confía en vuestro criterio, ¡lo estáis haciendo bien!

A dormir

Es normal que tu peque se duerma en brazos tras las tomas. Hacen un esfuerzo enorme succionando y acaban agotados. Si para o se duerme nada más empezar, os recomiendo que le hagáis cosquillitas en el pie. De esta manera se despertará y seguirá comiendo.

Cuando le metamos en su cunita debemos dejarle boca arriba y con la cabecita ladeada hacia ambos lados ( si ha dormido la siesta hacia la derecha en la siguiente le acostamos sobre el lado izquierdo) De esta manera prevenimos la plagiocefalia, o aplanamiento de la cabeza. Es mejor que no les tapes con la sabana o manta más alto que su pecho, para que en caso de que se muevan no se tapen la cara.

Es habitual que en brazos se queden dormidos y al intentar dejarles en su cuna se despierten y lloren. Al fin y al cabo, llevan contigo en el útero muchos meses y su sistema neurológico se está desarrollando y lo único que necesita es estar en brazos y cerquita vuestro, para oleros y sentiros cerca.

Primeros paseos

Salir a pasear con tu bebé es muy beneficioso para todos. Sobre todo, en los recién nacidos la luz natural les ayuda a regular la bilirrubina por lo que os animo a salir desde los primeros días.

Esta época de otoño es ideal para dar un paseo a media mañana o primera hora de la tarde. Los bebés suelen tener los manos y los pies fríos, es normal. Es mejor medirle la temperatura corporal tocando la nuca. Lo habitual es que nos pasemos de abrigarle más que en defecto. Pero cuidado, el bebé suda y puede deshidratarse. Si nosotros tenemos calor, el bebé también lo tiene. Ponle siempre una capa más de lo que llevas tú y así acertarás seguro. Si paseamos con carrito cúbrele con una mantita y si porteamos, abrígale brazos y piernas porque nuestro calor corporal le ayudará a regularse y sentirse arropado.

El consejo más útil que solemos dar las matronas a los papis es que estén tranquilos, se sientan seguros a la hora de coger a su bebé y tengan un profesional de referencia al que poder acudir en caso de duda.

Si tienes dudas sobre los primeros días puedes acudir a su consulta en cualquier momento. Llámanos, podemos ayudarte.

 

info@yummymummy.es