¿Estás pensando en tener un bebé?

Lo primero ¡enhorabuena!, la maternidad es una decisión vital importante y apasionante que supone un compromiso maravilloso de crear vida.

Cuando se ha tomado la decisión de aumentar la familia es importante propiciar las mejores condiciones para tener un embarazo y un bebé saludables. En este post te recomendamos algunos pasos para tener todo bajo control.

  1. Elige tu médico especialista

Buscar un ginecólogo/a y una matrona cuando aún no has comenzado el embarazo te da margen para encontrar a aquellos especialistas que más se adapten a tus preferencias. Cuando te hayas decidido, pide cita y realízate un examen preconcepcional.

Si estas tomando métodos anticonceptivos debes consultar cuándo dejarlos y cómo puede influir la retirada en la concepción.

  1. Realiza un chequeo médico

Es el momento de revisar que todo funciona correctamente, poner al día tus vacunas, conocer si tomas algún tipo de medicación contraindicada con el embarazo/concepción, visitar el dentista, … Todo aquello que puedas resolver antes de concebir te dará tranquilidad y evitará cualquier complicación durante el embarazo.

  1. Revisa tu historial de embarazos

Si no es tu primera experiencia es importante analizar cómo fueron tus anteriores embarazos (embarazo de riesgo, parto prematuro, aborto tardío, abortos de repetición, …)

Toda esa información debes compartirla con tu médico para preparar el nuevo embarazo y evitar complicaciones.

  1. Investiga vuestros árboles genealógicos y/o realiza un cribado genético

La salud de los miembros de ambas ramas de la familia puede predecir un defecto genético o cromosómico en el nuevo bebé. Hay dificultades en el embarazo que pueden estar relacionadas con el historial genético. Consulte a su doctor si debe realizarse una prueba para descartar alguna enfermedad genética.

  1. Revisa tu dieta

Visita un Nutricionista para ajustar tu dieta a la nueva situación como por ejemplo aumentar el consumo de ácido fólico. Si debes perder/ganar peso, ganar masa muscular, regular tu tránsito intestinal, … en definitiva preparar tu cuerpo para el embarazo es importante y empezar por lo que consumes te hará ganar ventaja.

  1. Evalúa tu suelo pélvico y tu faja abdominal

El suelo pélvico es el principal afectado en el embarazo y el parto, es importante que esté tonificado para evitar complicaciones. Del mismo modo, aquellas madres que dieron a luz por cesárea deben evaluar su musculatura abdominal y el estado de su cicatriz.

Visita un servicio de fisioterapia especializado en mujer que evalúe tu suelo pélvico y tu faja abdominal y la prepare para el nuevo embarazo.

  1. Mantente en forma

Una buena planificación de entrenamiento tonificará tu figura, mejorará la postura y aumentará la fuerza muscular preparando el cuerpo para el crecimiento del bebé y el parto.

Ponte en manos de un profesional que adapte la rutina a tus necesidades y establezca objetivos antes de afrontar el embarazo.

  1. Evita prácticas nocivas y el estrés

Es momento de reducir el consumo de cafeína, evitar el alcohol, dejar el tabaco, no consumir drogas, …

Si necesitas ayuda para tomar control sobre alguna adicción y reducir el estrés para afrontar la nueva etapa con energías renovadas ponte en contacto con un servicio de psicología.

  1. Disfruta del proceso

En Yummymummy tenemos un equipo de profesionales que trabajan de manera multidisciplinar para elaborar el mejor plan para tu nuevo embarazo. Nuestro local moderno y espacioso será tu segundo hogar y cuidaremos de ti para que solo te preocupes de disfrutar plenamente de esta etapa.