Deglución atípica en niños

Es habitual asociar la función de un logopeda a mejoras del habla en niños y adultos, pero existe un área especializada de la logopedia que trabaja en el diagnóstico y tratamiento en bebés.

Valeria Bondarenko, logopeda especialista en atención temprana, asegura que trabajar con ellos desde que son pequeños es clave para asegurar una alimentación complementaria exitosa y prevenir disfunciones lingüísticas futuras.

¿Qué es la deglución atípica?

Se trata de un patrón anormal y desequilibrado a la hora de tragar saliva, alimentos o líquidos. La deglución de los alimentos pasa por tres áreas: laringe, esófago hasta llegar al estómago. Cuando la deglución en alguna de estas tres etapas se realiza de forma inadecuada es cuando nos referimos a deglución atípica. Es habitual que suceda en niños, y aunque en mucha menor medida, también puede ocurrir en adultos sanos.

Suele aparecer en la fase de cambio de alimentación blanda o líquida (lactante) a alimentos sólidos (alimentación complementaria). En ocasiones se debe a un sistema deglutorio poco maduro, ya que durante la lactancia se ayudan con la interposición lingual entre ambas arcadas dentarias para favorecer la succión y la deglución.

Pero, cuando la alimentación cambia a textura sólida, el posicionamiento lingual debe adaptarse y establecerse justo detrás de los dientes de la arcada superior. Es un proceso que en la mayoría de los casos se transforma con el desarrollo del niño.

Pero en ocasiones esta adaptación no se produce de manera natural y debemos potenciar y trabajar para conseguirla.

¿Cuáles son las principales causas que pueden derivar en una deglución atípica?

-Respirar con la boca

-Alargar en exceso los meses de alimentación blanda y no desarrollar la masticación de sólidos

-Usar más tiempo del recomendado el biberón o chupete

-Tener el hábito de morderse las uñas

-Presentar dificultades para mover bien la lengua

-Tener el frenillo lingual corto

-Macroglosia ( cuando la legua es más grande de lo normal)

¿Cómo se detecta si el bebé o niño tiene síntomas de deglución atípica?

-Bajo tono muscular de estructuras como lengua, labios y músculos como los buccinadores, maseteros y temporales.

-Hipertensión muscular del mentón, este se refleja con arrugas al tragar

-Hipertensión en el músculo orbicular de los labios porque se realiza un sobre esfuerzo al tragar

-Posición lingual incorrecta al tragar (entre los dientes, empujando los dientes, incisivos)

-Interposición del labio inferior entre los dientes

-Ruidos al tragar

-Residuos después de tragar

-Extensión de la cabeza hacia delante al tragar

-Restos de saliva en las comisuras labiales

-Labios separados en reposo

¿ Qué ocurre si no tratamos la deglución atípica?

En caso de no detectar y tratar la deglución atípica puede derivar en problemas bucales, digestivos y lingüísticos como déficit en la pronunciación, falta de alineación de los dientes, diastemas (espacios entre los dientes), Maloclusión dentaria(mordida abierta) e, incluso, dificultades en el proceso digestivo.

Por ello, es muy recomendable que si te percatas de alguno de los síntomas que se describen anteriormente, visites a una logopeda de confianza que pueda realizar una valoración a tiempo. Ya que, en este caso, un diagnóstico precoz asegura el éxito del tratamiento.

Reserva tu cita de valoración en el 680 239 088

Para más información escríbenos a info@yummymummy.es