Salón de Hidroterapia

Hidroterapia infantil

La hidroterapia infantil utiliza el agua como tratamiento terapéutico en bebés. Son muchos los beneficios físicos y emocionales que esta terapia puede aportar a tu bebé. Desde la primera sesión verás cómo su apetito aumenta, fomenta el descanso y mejora el sistema digestivo aliviando gases, estreñimiento y cólicos mientras disfruta de un baño relajante.

Durante el baño el bebé empezará a mover las piernas y brazos, lo que estimula los reflejos innatos de la natación, favoreciendo la coordinación de los movimientos, la agilidad, el control del cuerpo y la fortaleza muscular . Esta reacción natural de movimiento en el agua mejora el sistema digestivo y circulatorio del bebé, refuerza el sistema inmunológico gracias a la humedad e incrementa la capacidad pulmonar debido al esfuerzo de movimientos que ejerce en el agua.

En Yummy Mummy contamos con 3 piscinas de hidroterapia infantil donde los niños entran en contacto con su medio natural, han estado de 9 meses en un dulce baño y es allí donde se sientes cómodos. Durante el sesión de hidroterapia el pequeño llevará un flotador especialmente diseñado para edades tempranas con el que podrá mover su cuerpo con libertad bajo el agua . Enseguida observaréis cómo el bebé mueve las piernas y brazos y es capaz de desplazarse solo por el agua.

Las sesiones de hidroterapia les proporciona un momento de calma y libertad de movimiento. Después de un rato sumergidos en los que disfrutan libremente del baño, la sesión continúa con un masaje infantil con aceites naturales que completan la relajación y la sensación de paz para el bebé. El masaje infantil ayuda a liberar tensiones, tanto físicas como emocionales, reduce las hormonas causantes del estrés y ayuda a generar oxitocina (hormona de la felicidad) y favorece la relajación, facilitando un sueño profundo y de mayor calidad. Además, mediante el masaje se establece un vínculo muy especial entre los padres y el bebé mediante el tacto, las caricias y genera un rato de disfrute para ambos.

La primera sesión es siempre un momento mágico tanto para los niños como para los padres. El bebé descubre este nuevo medio en el que es capaz de moverse de forma autónoma. Desde Yummy Mummy recomendamos realizar sesiones periódicas ya que el niño gana confianza en el agua y aporta grandes beneficios a largo plazo, entre otros desarrolla un sistema inmunológico más fuerte, ayuda al sistema cardiovascular y ayuda a implementar rutinas del sueño y alimentación.

hidroterapia bebes madrid